Fq Arg - Fibrosis Quística - Enfermedad Fibroquistica - Mucoviscidosis
  Inicio
  Que es FQ?
  Posibles Consecuencias
  Los Padres
  Transmisión
  Genética
  Nutrición
  Fiquis
  Historia de la FQ
  Eventos
  Asociaciones
  Links
  Notas de Interés
  Lista Fiqui de Amigos
  Foro Nuevo
  Foro Viejo
  Agradecimientos
GINSENG, UN ESTUDIO AVALA SU PODER ANTI-INFECCIONSO

Un estudio de la Universidad de Copenhague con ratones enfermos de fibrosis quística demuestra que esta milenaria raíz es eficaz para combatir las infecciones, pues estimula el sistema inmune. Además, al anular su parte negativa podría actuar contra las alergias.

En la antigua China sólo el emperador y sus allegados podían disfrutar de las ventajas de la potente raíz de ginseng, un privilegio que, en periodos de guerra y de forma excepcional, se extendía a los soldados para aumentar así su resistencia y espíritu de lucha.

En pleno siglo XXI, y con cuatro mil años de historia a su espalda, el ginseng sigue constituyendo una de las plantas más apreciadas de la moderna fitoterapia (afortunadamente ya al alcance de todos), certificada por investigaciones en todo el mundo.

La última­llevada a cabo en el Hospital Universitario de Copenhague­ ha medido la influencia del ginseng en la respuesta del sistema inmune, concluyendo que éste puede ayudar a combatir las infecciones en personas sanas y servir de suplemento frente a los tratamientos convencionales en pacientes con infecciones bacterianas y virales y síndromes alérgicos.

¿Cómo consigue esto? Según dicho estudio, mejorando significativamente la parte positiva del sistema inmunitario, es decir, los linfocitos Th1, que actúan de forma específica y eficaz frente a los agentes externos (bacterias y virus), y reduciendo la
actividad de los Th2, que lo hacen de forma aleatoria tanto contra los agentes patógenos como contra células sanas del organismo y que están asociadas a reacciones inflamatorias.

El experimento se ha realizado en ratones que fueron infectados en laboratorio con Pseudomonas aeruginosa, una bacteria responsable de enfermedades como la fibrosis quística. Los resultados muestran que la mortalidad en el grupo de ratones con fibrosis
quística y tratado con ginseng fue sólo del 15,6 por ciento, frente al 54,5 por ciento del grupo de control. Por otra parte, la incidencia de abcesos pulmonares decreció (del 20 al 10 por ciento) a lo largo del tratamiento, mientras que siguió elevándose en el grupo no tratado (del 15 al 55 por ciento).

Asimismo, el 70 por ciento de los ratones tratados con ginseng presentaron una carga bacteriológica baja en los pulmones frete al 20 por ciento del grupo de control.Por este motivo, para el doctor Arsalan Kharazmi, director de la investigación, hay razones para creer que si la raíz de ginseng tiene efectos positivos sobre esta enfermedad (difícil de curar debido al continuo desarrollo de resistencias a antibióticos), también lo tendrá en enfermedades menos graves: «Si tomamos raíz de ginseng nuestro sistema inmune se encuentra en mejores condiciones de combatir las infecciones». No obstante, Kharazmi puntualiza que el ginseng «no es un antibiótico, sino que refuerza el sistema inmunitario», motivo por el cual debe ser tomado como suplemento junto a los tratamientos convencionales en pacientes con infecciones «y no como tratamiento». Además, anula la parte negativa del sistema inmunitario relacionada con el desarrollo de alergias, por lo que también podría tener efectos positivos sobre éstas.

Esta investigación, según Teresa Ortega, vicepresidenta del Centro de Investigación sobre Fitoterapia (Infito), viene a confirmar el poder inmunoestimulante del ginseng, que se une a sus ya conocida propiedades sobre el sistema cognitivo (mejora la actividad cerebral, la concentración y la memoria), muscular, adaptógeno y la diabetes.

Pero la cosa no se queda ahí; en la actualidad, investigadores de la universidad de Florida (EE UU) están estudiando cómo podría también debilitar los mecanismos de
defensa de las bacterias durante las infecciones. De demostrarse que el ginseng no sólo mejora el sistema inmunitario sino que también combate las bacterias durante el proceso infeccioso, podría convertirse en un importante complemento a los tratamientos convencionales con antibióticos.

DIARIO LARAZON

Volver a Notas de Interés
   Volver al Inicio