Fq Arg - Fibrosis Quística - Enfermedad Fibroquistica - Mucoviscidosis
  Inicio
  Que es FQ?
  Posibles Consecuencias
  Los Padres
  Transmisión
  Genética
  Nutrición
  Fiquis
  Historia de la FQ
  Eventos
  Asociaciones
  Links
  Notas de Interés
  Lista Fiqui de Amigos
  Foro Nuevo
  Foro Viejo
  Agradecimientos

EL NIÑO DE EDAD PRE-ESCOLAR (1 – 3 AÑOS):

A la edad de 1 año, la diversificación alimenticia está prácticamente acabada , el crecimiento se ralentiza, y el niño empieza a tener otros centros de interés. Se deja fácilmente distraer por otras actividades, los padres deben demostrar su paciencia y a la vez, deben mostrar una cierta firmeza con respecto a su hijo en el momento de la comida.

EN PRACTICA:
Productos lácteos:

Siguen siendo los alimentos de base. Medio litro de leche entera o de leche de crecimiento, añadiendo una porción de queso o equivalente, son necesarios en este periodo. Si el niño rechaza la leche, se puede sustituir por productos lácteos:
= 1 vaso de leche entera (120 a 150 ml)
= 1 yogur natural
= 2 petit con 30-40% de MG
= 1 porción de queso de 30 a 40 g

Carne o equivalente:
50 g al día son necesarios, bien en una sola toma, en la comida, bien en dos tomas, en la comida y en la cena. Es mejor picar la carne, que presentarla en trocitos, ya que los trocitos son difíciles de masticar a esta edad.
=50 g de carne
= 50 g de pescado
= 1 huevo
= 1 loncha de jamón

Cereales, pan y féculas:
El pan tiene que estar presente en la mesa y ofrecido al niño. Las patatas forman la media parte de la preparación de los purés. La pasta y el arroz se pueden proponer también en las comidas, alternando con los purés. Es recomendable esperar hasta los dos años para introducir legumbre, primero en purés, y siempre bien cocida.

Materias grasas:
No hay que restringirlas, y siempre pensar en variarlas, entre grasa animal (mantequilla, nata) y vegetal (aceites, margarinas 100% vegetales…)

El consumo en cantidad de caramelos, golosinas y bebidas dulces entre las comidas puede disminuir el apetito de los niños en las comidas.

LA MERIENDA A MEDIA MAÑANA:
Se da sistemáticamente al niño en preescolar. No obstante, es una costumbre que se pierde cuando el niño entra en primaria. Hay que incitar por lo tanto al niño a tomar una merienda a media mañana, sobre todo si está acostumbrado a tomar desayunos ligeros, o si se tiene que levantar temprano para efectuar sesiones de fisioterapia y/o de aerosoles.

Fuente: Pr Jean Navarro - Hospital Robert Debré (Paris)

Volver a Nutrición
Bienvenidos
Volver al Inicio